Juan Carlos Castagnino

Juan Carlos Castagnino, su vida, biografía y obras

A continuación vamos a dedicarle unas palabras a una de las personalidades más cultas y relevantes en el arte y la historia contemporánea Argentina de principios del siglo XX. Siendo ampliamente destacado y reconocido como un pintor, dibujante, además de arquitecto de su país.

Es considerado también como uno de los mejores paisajistas además haber empezado a cultivar la pintura mural dentro de las costumbres de los pintores en Argentina, pero estos no eran los únicos medios en los que sabía expresar su arte, se le conoce además por realizar trabajos en mosaico y cerámica.

Chico y perro de Juan Carlos Castagnino
Chico y perro

Estamos hablando por supuesto de Juan Carlos Castagnino, el cual nació un 18 de noviembre del año 1908 y falleció el 21 de abril del año 1972. Su nacimiento tuvo lugar en Camet, la cual es una zona rural muy cercana a las inmediaciones de la ciudad de Mar del Plata.

La vida del pintor argentino Juan Carlos Castagnino.

Sus habilidades como distinguido dibujante las sabe destacar desde una temprana edad, lo cual le sirve como sustento para poder contar con la oportunidad de cursar estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de la Nación Ernesto de la Cárcova.

Esto posteriormente da pie para que puede asistir a los talleres de pintores talentosisimos como Lino Enea Spilimbergo, al cual siempre considero como un maestro para él, y de Ramón Gómez Cornet.

Una de las cosas que hay que destacar dentro de la historia de Juan Carlos Castagnino es el hecho de que al final de los años “20” pasa a formar parte de la filas del partido comunista de argentina, y justamente a la temprana edad de 25 años que él junto con otros colegas y amigos artistas integra el primer sindicato de artistas plásticos de Argentina.

Es precisamente en este año, en 1933, cuando se le presenta la increíble oportunidad de exponer su trabajo en nada más y nada menos que el Salón Nacional de Bellas Artes. Esta labor le permite codearse con los mas grande representantes del a pintura argentina como Antonio Berni, su maestro Lino Enea Spilimbergo y el mexicano Siqueiros.

Además de esto realiza los murales que se hallan en la Quinta de Natalio Botana, ubicado en Don Torcuato, una zona que se encuentra dentro de la provincia de Buenos Aires.

Unos cuantos años más tarde, el pintor realiza el primero de sus viajes a La capital francesa París, con el fin de asistir a un taller realizado por André Lhote. Juan Carlos no deja desaprovechar esta oportunidad para recorrer el viejo continente, donde realiza una profunda observación de las tendencias del arte en su momento y se avoca la perfección de su técnica estudiando a los grandes como Braque, Léger y Picasso.

Madre con niña dormida (1952)
Madre con niña dormida (1952)

Dos años más tarde, en 1941, decide regresar a Argentina, donde recibe el título de arquitecto de la ilustre Universidad de Buenos Aires. Destacan además entre los numerosos premios que recibió el Gran Premio de Honor Salón Nacional de 1961, la Medalla de Honor en Pintura y Feria Internacional de Bruselas, así como también el Premio Especial de Dibujo II Bienal de México en 1962.

También es de destacar las condecoraciones que logró obtener en lugares tan exóticos como en el extremo Oriente, siendo el ganador del Premio Especial en la Bienal de Saigon. Durante un breve periodo de su vida se asienta en la ciudad capital de Italia, Roma.

Sus obras gozaron de una gran y extensa difusión, ya que muchas de ellas fueron usadas en su momento para las ediciones de poemas gauchesco de José Hernández, la cual estuvo a cargo de la editorial EUDEBA.

Cabe destacar entre sus obras cuadros como El hombre del río o la serie Martín Fierro, cuyas ilustraciones fueron utilizadas para publicación de los poemas mencionados anteriormente.

Es preciso hacer una notable mención a uno de los murales realizados por el llamado “Mujer trabajando”, el cual se encuentra extrañamente fuera de su catálogo oficial. Este fue pintado durante su estadía en la Biblioteca Popular.

Además hay que mencionar “Veladas de Estudio después del trabajo” esta última obra fue restaurada a modo de donativo por parte del célebre maestro y artista plástico Pietro Bernini