Cuadros de El Bosco

La documentación referente a las obras de El Bosco es muy escasa haciendo casi imposible saber con certeza cuales fuero sus trabajos aunque se le atribuyen unos 30 cuadros a su autoría a través de los textos coincidentes. Los falsificadores de Flandes en la época no tardaron mucho en aprovecharse de esta situación para lucrarse vendiendo obras atribuidas a El Bosco solo por el mero hecho de saber envejecer las pinturas con una chimenea. Para hacerlas pasar luego por grandes obras antiguas atribuibles a El Bosco. Su sello inconfundible son los trípticos en los cuales le gustaba plasmar su arte al mas puro estilo holandés.

Comprar artículos relacionados con El Bosco

Además te ofrecemos algunas réplicas de sus cuadros famosos. Libros, ilustraciones, pósters y mucho más.

El Bosco

Jheronimus van Aken nacio en 1450 y murió en 1516, también conocido como Jheronimus Bosch y en España como el Bosco, fue un pintor nacido al norte del Ducado de Brabante, en los actuales Países Bajos.el bosco

Este artista no le colocó fecha a ninguno de sus cuadros y son practicamente pocos los que llevan una firma que pueda considerarse no ficticia. Lo que se sabe de su vida y de su familia proviene de las insuficientes referencias que surgen en los archivos municipales de ‘s-Hertogenbosch y, especialmente, en los libros de cuentas de la cofradía de Nuestra Señora, de la que perteneció y fue jurado.

Entre los cuadros de El Bosco más importantes se encuentran:

El carro de heno

Esta obra se trata de un tríptico donde se representa El Paraíso terrenal, a la izquierda, el carro de heno se encuentra ubicado en el centro y el infierno a la derecha. El Bosco intentaba denunciar la pasión desmesurada del ser humano por las riquezas terrestres personificadas en este caso por el carro de heno del que todos en el cuadro ambicionan su parte.

La diferencia de clases y la ausencia de ella para acceder al carro de heno quedan patentes.

Mesa de los pecados capitales

Se trata de uno de los trabajos más interesantes atribuido al pintor holandés. Se puede apreciar en ella, que este tablero de mesa efectúa un recorrido por los siete pecados capitales: lujuria, gula, avaricia, pereza, ira, envidia y soberbia con sucesos de la vida cotidiana en Flandes con paisajes tanto exteriores como interiores.

En cada esquina de esta mesa también hay cuatro pequeños círculos que representan: La muerte, El juicio, El infierno y la gloria. De todas ellas, la que simboliza el infierno es sin duda alguna la más sorprendente de todas.

Ecce homo

Este cuadro nos muestra a Jesucristo cubierto de sangre y junto a él, Pilatos. En la parte inferior se observa la muchedumbre, armada con puñales y alabardas y con rostros desencajados por el odio.

La vista de la ciudad que se hallaba al fondo no se dibujó en perspectiva, por lo tanto el primer plano no se distingue del fondo.

El jardín de las delicias

Esta es otra obra que también es un tríptico cerrado y nos presenta la creación del mundo. Una vez abierto, podemos observar el jardín de las delicias o los placeres de la vida. En el lado izquierdo tenemos: el jardín del Edén o el paraíso, en el lado central el jardín de las delicias donde la humanidad ha sucumbido a la lujuria y al pecado en general y, por último, en el panel derecho tenemos el infierno.

Bienvenidos a la tienda virtual de Cuadros De, una vez finalizada la compra se abrirá una pasarela que le redirigirá a Amazon para completar el proceso, gracias. Descartar

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar